La seguridad en los lugares de trabajo interesa hoy a todas las empresas; implica tanto la defensa de la salud del personal como la protección de los locales de trabajo, de los materiales y equipos conservados en ellos.
La innovadora caja galvanizada CIMA satisface perfectamente todas estas exigencias.

En primer lugar, la caja, realizada totalmente en hierro, material ignífugo e inerte, no atacado por microorganismos; es atóxica y no emana vapores y sobre todo no es inflamable: de este modo queda completamente anulado el riesgo de incendio en los almacenes y contenedores de almacenamiento, por lo que representa la mejor solución para tutelar la incolumidad del personal y para preservar los productos que contiene.

En segundo lugar, la caja, por sus características tecnológicas y de diseño, se manipula fácilmente y se puede apilar perfectamente, una sobre otra: gracias a su geometría y a los encastres especialmente realizados entre los elementos componentes, el apilamiento es cómodo y fácil, eliminando así el riesgo de vuelco de las bandejas.